La crisis del café ‘subprime’ | Finanzas | Economía

Posted on

Era solo cuestión de tiempo que la profecía de la mala gestión del riesgo en los contratos de futuros se hiciera realidad. Federación de Cafeteros: lLas pérdidas acumuladas ya superan los $120 millones, más de lo que las 550.000 familias cafetaleras pagan durante todo un año en el aporte cafetalero.

(Lea: Viejos volquetes reducen sus niveles de contaminación).

La Federación de Cafeteros y el gobierno han sido citados recientemente a escrutinio político en el Senado y la Cámara. Se imputan por thl Mal diseño técnico y legal los llamados “contratos forward” que celebraban con las cooperativas de cafetaleros para comprar café a un precio preestablecido, y que las cooperativas a su vez celebraban con los productores. Como el precio en el momento de la entrega resultó ser mucho más alto que el precio acordado, los caficultores no cumplieron con las entregas, ya que era mucho mejor para ellos vender el café a los mejores postores. Esto, a su vez, llevó a las cooperativas a fallar a la Federación.

Por no tener rigurosos contratos escritos, con depósitos iniciales para cubrir las variaciones de precios y con otras garantías de desempeño, la Federación en la práctica les dio a las cooperativas una opción de venta libre para vender el café si los precios caían, pero incumplían si los precios subían. En la práctica, el volumen de contratos de futuros fue inmenso: como las cooperativas y productores no estaban incurriendo en ningún costo cuando se anunció el caso, se creó una ola especulativa como la de las hipotecas “subprime” a Estados Unidos en 2018, en las que los derivados financieros fueron ofrecidos sobre otros derivados con costos mínimos. El problema se extendió al resto del mercado ya que algunos exportadores privados copiaron el instrumento de la Federación para no perder cuota de mercado.

Mientras que la el mercado se movió en un rango estrecho, los productores cumplieron los compromisos. El Departamento Comercial de la Federación se mostró entusiasmado, al punto de promover el instrumento incluso entre los técnicos agrícolas del servicio de extensión.
Pero cuando los precios se recuperaron, en abril de 2021, los productores y las cooperativas comenzaron a incumplir masivamente con la Federación. En lugar de ir a liquidar las posiciones en bolsa vinculadas a los contratos incumplidos, la Federación prefirió redoblar la apuesta: salió a ofrecer nuevos contratos a precios más altos, a las mismas cooperativas que habían estado en mora.

hoy con precio de cambio a $2.40 por libra, casi nadie cumple su promesa de entregar el café al precio prometido de $1.30 la libra. El año pasado, no se cumplieron ni el 10% de los “contratos” de futuros. Pero faltaba la guinda del pastel: los “contratos” ni siquiera existían. En efecto, desde hace solo unos meses, la Federación se ha dado a la tarea de formalizar vía WhatsApp las intenciones de compra realizadas por las cooperativas durante los dos años anteriores. La única cooperativa que reconoció los contratos fue la de Andes, que no tuvo escapatoria porque había sido intervenida por Supersolididadria, y hoy está en quiebra.

Como este gobierno pensó más en el daiquirí el 8 de agosto -como dijo un diputado en el reciente debate de la Cámara-, la Federación convenció al Ministro de Hacienda de dejar todo en el balance del Fondo Nacional del Café como una cuenta por cobrar, a un precio cada vez más alto. plazos lejanos y sin prever provisión alguna. Encender velas para que en el futuro el precio vuelva a 1,30 USD y el tipo de cambio a 3.500 pesos por dólar.

El Ministro de Hacienda, en el debate en la Cámara, fue claro al señalar que este lío no es de él, ya que su participación en el Comité Nacional se limita a diseñar política cafetera; echando toda la responsabilidad del problema al administrador del Fondo: la Federación de Cafeteros.

(Siga leyendo: Gremios creen que alza en el precio de la gasolina afectará la canasta familiar).

La Federación, por su parte, ahora espera el milagro de que el gobierno a partir del 7 de agosto entienda poco del tema y con el tiempo se diluya su responsabilidad en la creación y gestión del café “subprime”. Como decía Gabriel Silva: los logros son errores individuales y colectivos.

Eduardo Lora y Felipe Robayo

Leave a Reply

Your email address will not be published.